jueves, 20 de octubre de 2011

Sobre la musica que pones en tu negocio y la SGAE

#sgae #musicalibre


La Sentencia de la Audiencia Provincial de Badajoz de 3 de septiembre de 2010, analiza la demanda presentada por la SGAE contra el dueño de un pub que reproducía "música libre" o "copyleft", musica cuyos autores autorizan su acceso libre y reproducción sin coste alguno.

Quién reproduzca públicamente música tiene la obligación de contar con la autorización del interprete en cuestión o de pagar los cánones que correspondan por ello, de acuerdo con el artículo 108 del Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia.

La sentencia comienza por realizar dos afirmaciones bastantes interesantes:
  1. Si en un establecimiento abierto al público como el pub del demandado, se reproduce música, se presume que se está utilizando música cuyos derechos de autor corresponden a la SGAE.
  2. Igualmente, por "la mera existencia de un aparato de televisión o de una radio o equipo de música en un establecimiento abierto al público" se presume que están reproduciendo públicamente "obras gestionadas por la SGAE y objeto de propiedad intelectual".
Dichas presunciones tienen como consecuencia que, de primeras, por el simple hecho de tener una TV, un equipo de radio o de música en un local abierto al público, se entienda que se están reproduciendo contenidos con cuyos derechos de autor corresponden a la SGAE. Ante tal presunción, se da la oportunidad a aquel que supuestamente está reproduciendo contenidos musicales sin los permisos pertinentes, para que demuestre que tiene autorización suficiente para la reproducción musical o que ésta música no requiere de autorización para su reproducción

En este caso, se dio la última de las circunstancias referenciadas: el dueño del pub aportó un pen-drive donde estaba guardada la música que reproducía en su bar, a catalogar como "música libre", que no necesita de permisos o pago de tasas a la SGAE para su reproducción, por lo que, se comprobó que el propietario del bar no había cometido irregularidad alguna a la hora de reproducir música en su bar.

Moraleja: quienes tengan establecimientos abiertos al público, que reproduzcan música libre para no tener problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.