lunes, 5 de diciembre de 2011

¿Puedo pagar el importe de una multa todo en monedas por fastidiar?

#multa #sancion #multadetrafico

Más de una vez me han planteado si se puede pagar una multa de tráfico todo en monedas; me dicen cosas del estilo a ésto: "ya que me han sancionado, por lo menos, que se fastidie un poco el funcionario de tráfico y que se tire un ratillo contando monedas". Una cuestión parecida es la que se plantea cuando alguien quiere comprar algo pagando igualmente sólo con monedas.

Debe contestarse a dicha cuestión que nadie está obligado a aceptar más de cincuenta monedas en cada pago de acuerdo con el artículo 11 del Reglamento Europeo (CE) nº 974/98 del Consejo de 3 de mayo de 1998 sobre la introducción del euro, excepto si se trata de una caja pública. 

Por ello, no se podrá pagar en una tienda exclusivamente con monedas si el total de monedas con el que se paga supera las 50 unidades, pero una multa de tráfico por ejemplo, cuyo pago se realiza a una caja pública, en principio, si podría ser sufradada únicamente con monedas aunque el total de monedas con el que se paga supere las 50 unidades.

Y parece que ya hay alguien que ha utilizado este recurso: "El peso de la ley: Un ilicitano acude a las oficinas de Tráfico con dos garrafas llenas de monedas de 10, 20 y 50 céntimos  para pagar los 800 euros de una multa" (http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2009021700_13_853462__Elche-peso).








1 comentario:

  1. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
    EN LA CONDUCCION DIARIA

    Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

    Ejemplo:

    Ceder el paso a un peatón.

    Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

    Poner un intermitente

    Cada vez que cedes el paso a un peatón

    o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


    Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


    Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


    Atentamente:
    Joaquin Gorreta 55 años

    ResponderEliminar

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.