jueves, 26 de enero de 2012

Automedicación judicial

Define la RAE la palabra automedicarse así: "Tomar un medicamento, o seguir un tratamiento, sin prescripción médica". Pone como ejemplo dicho diccionario de cómo utilizar dicha palabra la siguiente frase: "Hágase un favor y no se automedique". Tomando como ejemplo esta frase, la aplicaré al Derecho: "Hágase un favor y no se autodefienda en juicio".

Existen determinados procedimientos judiciales en los que no se necesita abogado; así por ejemplo, en el ámbito civil, el artículo 31 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece la posibilidad de que se desarrolle un juicio verbal cuya cuantía no exceda de 2.000 euros sin la intervención del letrado; así, con carácter general, cuando alguien quiera reclamar o le reclamen un asunto con una cuantía menor o igual a los 2.000 euros, podrá actuar por sí mismo, si bien no resulta aconsejable. 

Si alguien se plantea presentar una demanda reclamando menos de 2.000 euros, sin abogado, se le va a exigir que presente la demanda de una determinada forma, sino, no se admitirá; en dicha demanda se deberán incluir los documentos en los que base su solicitud, no pudiendo aportarlos después, considerándose no probado lo que se quería alegar con dichos documentos que no se han aportado; puede ser que una parte decida acudir con abogado a este juicio y otra sin letrado: ¿hay igualdad de armas? 

Por estadística parece además que no es aconsejable la autodefensa del ciudadano de a pie. "Un 70% de quienes han prescindido de abogado y procurador en un juicio, no repetirían la autodefensa" según dice la web http://www.provefin.com/enlaces/Defenderse%20sin%20abogado.htm.


Sígueme en http://twitter.com/#!/desdelosestra2



No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.