martes, 13 de marzo de 2012

Como "Los Viajes de Gulliver" describe a los abogados

Me resulta curioso como Jonathan Swift en "Los viajes de Gulliver", obra publicada en 1726, describe a los abogados.

Define a los letrados como "hombres educados desde su juventud en el arte de probar con palabras multiplicadas al efecto que lo blanco es negro y lo negro es blanco, según para lo que se les paga".

Señala que un "abogado se ha ejercitado casi desde su cuna en defender la falsedad"; se dice que "Es máxima entre estos abogados que cualquier cosa que se haya hecho ya antes puede volver a hacerse legalmente, y, por lo tanto, tienen cuidado especial en guardar memoria de todas las determinaciones anteriormente tomadas contra la justicia común y contra la razón corriente de la Humanidad"

El Señor Swift también entra a valorar el lenguaje legal; dice que esta "sociedad (la de los abogados) tiene una jerigonza y jerga particular para su uso, que ninguno de los demás mortales puede entender, y en la cual están escritas todas las leyes" teniendo por fin la utilización de dicha jerga "confundir totalmente la esencia misma de la verdad y la mentira, la razón y la sinrazón". 

Dice que a los jueces "se los saca de entre los abogados más hábiles cuando se han hecho viejos o perezosos" letrados los cuales "durante toda su vida se han inclinado en contra de la verdad y de la equidad".

Desconozco la razón de la aversión del Señor Swift contra los letrados; en cualquier caso, queda claro que no somos santo de su devoción. 

Sígueme en http://twitter.com/#!/flopezalonso

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.