jueves, 12 de abril de 2012

¿Las sanciones de tráfico responden a un afán recaudatorio?


Llega a mis manos una resolución judicial cuando menos curiosa: el Auto de 15 abril de 2011 del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo Número Uno de Lérida. En esta resolución se decide sobre una solicitud dirigida a dicho Juzgado en la que se pretende que cautelarmente no se cobre una multa impuesta en materia de tráfico y seguridad vial hasta que no se decida si la multa, que ha sido recurrida, es procedente o no. 

Con independencia de la decisión adoptada por tal auto, que en este caso accede a lo solicitado por el recurrente, resultan de destacar dos cuestiones que son analizadas en dicha resolución:

Debe partirse de que la sanción que se impone es un acto administrativo y que todo acto administrativo debe presentar una firma original de la persona que representa al órgano que sanciona. El auto establece que la sanción a imponerse podría no tener validez al no existir en ella una firma original; de la documentación que consta en el expediente, “nuevamente vuelve a aparecer un preocupante comportamiento por parte de la Administración autonómica catalana, que ha sido censurado de manera contundente por este Juzgado en varias sentencias ya firmes:…una reprochable actitud de la Administración regional, que consiste en escanear la firma de la autoridad la cual, una vez convertida en un formato fotográfico, es adjuntada a cuantas resoluciones sea necesario adjuntarla (mediante un "copiar y pegar") tantas veces como sea preciso”

Sin embargo, es otro aspecto el que más me ha llamado la atención de la resolución en cuestión; plantea lo que muchas personas han pensado alguna vez: ¿las multas de tráfico responden en ocasiones a un afán recaudatorio de la Administración sancionadora?

La resolución citada señala que “el volumen que ha alcanzado la potestad sancionatoria el materia de tráfico, el celo con el que la Administración la ejercita y las millonarias cantidades que son recaudadas por dicho concepto (y de las cuales resulta beneficiaria la propia Administración) hacen que la medida cautelar deba ser concedida sin ningún género de dudas. Asimismo y por último, es preciso hacer notar que la Administración regional catalana, por cierto, no ha justificado hasta ahora en ningún expediente (y sigue sin hacerlo), qué destino da al producto de las multas que obtiene al imponer sanciones en materia de tráfico y seguridad vial “.


Publicado en Murciaeconomia.com http://murciaeconomia.com/not/5423/_las_sanciones_de_trafico_responden_a_un_afan_recaudatorio_

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.