viernes, 20 de julio de 2012

Reclamar al administrador no siempre es la solución

Uno de los principios que rige la configuración de las sociedades mercantiles en España es el que determina que una sociedad mercantil responde de sus deudas con sus propios bienes, no pudiendo acudirse en principio a los bienes propios de los socios para hacer frente a dichas deudas; los administradores tampoco responden directamente de las deudas sociales con sus bienes propios, si bien puede darse que un pronunciamiento judicial determine la obligación de un administrador de hacer frente a las deudas de la sociedad que gestiona ya que su administración no fue la adecuada.

Es muy frecuente que el acreedor de una sociedad, una vez que considera que es imposible cobrar de dicha mercantil, reclame al administrador o administradores de dicha sociedad deudora. De acuerdo con el informe realizado por Marsh, firma mundial de servicios y soluciones en materia de riesgos y seguros, las reclamaciones contra consejeros y directivos en el año 2009 crecieron un 60% con respecto a 2008, habiéndose incrementado a su vez en 2010 un 12% con respecto al año anterior.

En muchas ocasiones quien tiene un crédito contra una sociedad que no ha podido satisfacer reclamando a ésta, piensa que tiene asegurado el cobro de su crédito de conseguir un pronunciamiento judicial que determine que el administrador o consejero de dicha sociedad debe responder con sus bienes propios de tales deudas; sin embargo, la realidad puede ser muy distinta: son innumerables los casos en que el administrador o consejero no tiene bienes a su nombre con los que responder, por lo que, aún existiendo una sentencia que ordena que dicho administrador o consejero tiene que pagar dichas deudas por su mala gestión, no existirán bienes de donde cobrarse. En este caso, quien no ha podido satisfacer finalmente su deuda, no habrá podido cobrar el crédito en cuestión, habrá invertido en tiempo y dinero en los gastos de las reclamaciones judiciales, y bien podrá haber agotado su paciencia.

Tomando como referencia el dato facilitado por la sociedad Axesor de que el 12,34% del tejido empresarial activo en la Región de Murcia es moroso en el pago de sus facturas, fácilmente se puede comprender que muchas de las empresas que se ven hoy en dificultades para continuar, no es que hayan desarrollado mal su negocio y no hayan producido lo suficiente para seguir adelante; ocurre que habiendo trabajado y conseguido desarrollar su actividad, quienes tienen que pagar, no lo hacen, no resultando posible conseguir saldar dichas deudas ni acudiendo a los patrimonios personales de los administradores de sus sociedades deudoras. Cuando alguien se plantea demandar a un administrador para que éste haga frente a una deuda contraída por la sociedad que gestiona, conviene analizar detenidamente esa cuestión; amén de que no es seguro que nos den la razón, tal y como hemos expuesto, puede que, aún cuando estimen nuestra demanda, acabemos en una peor situación que antes, esto es, con menos dinero en los bolsillos debido a los gastos de las reclamaciones judiciales en que hayamos incurrido, no habiendo cobrado en cualquier caso nuestra deuda. 
 
Publicado el 20 de julio de 2012 en:
 
http://murciaeconomia.com/not/7794/reclamar_al_administrador_no_siempre_es_la_solucion

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.