miércoles, 20 de febrero de 2013

Seguimos corriendo contra las tasas judiciales (Episodio II)

En la mañana del pasado domingo, tuvo lugar la II Carrera Popular de Valladolises, pedanía de Murcia. En esta ocasión, volví a correr portando la camiseta que ya utilicé en el II Cross San Gabriel con la que protesto contra las tasas judiciales que se aprobaron por la Ley 10/2012, de 20 de noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.

Con respecto a los detalles de la carrera, ésta presentaba un recorrido de 10 km, con aproximadamente un 65% de tierra y un 35% de asfalto, corriéndose en parte de dicho recorrido en paralelo al hasta hoy desierto Aeropuerto de Corvera. Un desconocido al verme la camiseta, se me acercó y mostró su disconformidad con la aprobación de las tasas; reconforta que una persona cualquiera se muestre también en contra de esta injusta medida. 


Si bien recientemente el Ministro de Justicia, Don Alberto Gallardón, ha anunciado la supresión de determinadas tasas judiciales, la solución pasa por una reducción de tales tasas mucho mayor; en cualquier caso llama la atención la inapropiada forma en que estas tasas se han creado: se aprobaron las tasas judiciales en noviembre del pasado año; el hecho de no haber aprobado en un primer momento el modelo para el pago de tales tasas retrasó varias semanas el cobro de las mismas; ante la oposición de muchos sectores a las tasas judiciales, ahora se anuncia una supresión de determinadas tasas cuando éstas se aprobaron hace menos de 3 meses, etc. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.