martes, 25 de junio de 2013

No cualquier sobreexplotación de un pozo representa un delito medioambiental

La Sentencia de la Audiencia Provincial de Ciudad Real de 9 de julio de 2012 resuelve un procedimiento en el que se declaró probado que el acusado, arrendatario de una finca, sobreexplotó las aguas subterráneas procedentes de sus pozos, debidamente autorizados, provocando la apertura por la Confederación Hidrográfica del Guadiana de dos expedientes sancionadores finalmente archivados. Esta sentencia no considera dicha conducta constitutiva de los delitos por los que se acusaba:

1. Del delito del art. 247 CP (el que, sin hallarse autorizado, distrajere las aguas de uso público o privativo de su curso, o de su embalse natural o artificial) por no ser de aplicación al supuesto enjuiciado dado que los pozos que eran utilizados por el acusado se hallaban autorizados.

2. En cuanto al delito del art. 325 CP (…el que contraviniendo disposiciones de carácter general protectoras del medio ambiente… realice… las captaciones de aguas que puedan perjudicar gravemente el equilibrio de los sistemas naturales), recoge la jurisprudencia aplicable al mismo que considera necesario para apreciar su concurrencia que el riesgo al que se refiere el artículo 325.1 del Código Penal , además de grave para el equilibrio de los sistemas naturales, ha de ser concreto, no abstracto. Debe acreditarse por tanto, en cada caso concreto, la existencia de un peligro grave y específico para el equilibrio de los sistemas naturales. Se descarta la comisión de dicho delito al no concurrir tal riesgo argumentando en apoyo de dicha circunstancia que los años en los que se dio la sobreexplotación citada (2003 y 2004) fueron un periodo hidrológico de tipo medio, no de sequía.

Resulta conveniente destacar la declaración final realizada por dicha sentencia: siendo sensible esta Sala a la indispensable protección del medio ambiente que desarrollan todos los Organismos encargados de velar por la calidad del Medio Ambiente…la ausencia de una prueba pericial o de otro tipo, clara , convincente e indubitada, de la existencia de un grave riesgo para el equilibrio de los sistemas naturales, nos impide dictar sentencia condenatoria, sin perjuicio de la responsabilidad administrativa en la que haya podido incurrir la persona aquí acusada.

Sentencia disponible en http://www.poderjudicial.es/search/indexAN.jsp

Publicado en el número 962 de Mayo de 2013 de la Revista Agricultura de Editorial Agrícola (http://www.editorialagricola.com), en su página 322.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.