viernes, 4 de octubre de 2013

Una fábula sobre el mundo jurídico publicada hace 166 años

El Diario de Murcia publicaba el 7 de septiembre de 1847 una fábula sobre un problema que acabó por resolverse ante un órgano judicial. Resulta curioso como hace más de siglo y medio, a través de este pequeño cuento se pusiera de manifiesto algo que ocurre muy habitualmente hoy en día: se acaba llevando a los juzgados, algo que no debería llegar a los mismos.

Puede observarse como ya en esta fábula de 1847, al igual que actualmente ocurre, los gastos judiciales podían llegar a ser tan importantes como la cuantía que se discutía en el pleito.

"LOS DOS LOBOS LITIGANTES".

 
Dos Lobos atrevidos
Llegaron á enconarse
Raviosos , y encendidos
A punto de matarse,
porque en el monte hallaron un Cordero,
Y querían partirlo por entero.

Después de mil debates,
palabras injuriosas,
reniegos , y dislates,
amenazas furiosas,
pensaron con reciproca malicia
lograr el fin en tela de Justicia*

Al León acudieron,
Que el pleyto sentenciase,
y observar prometieron,
Lo que déterminase,
Confiando los dos con evidencia,
Conseguir favorable la sentencia.

El León informado,
Manda que lo primero
Sea depositado
En su cueva el Cordero,
Y porque á todo trapo anochecía,
Difiere el juicio al venidero día.

Cenó el Juez lindamente,
i habiendo amanecido
El recto Presidente,
Cumplió lo prometido,

Y conforme á derecho de Leones,
Terminó la question en dos razones.

Buscad otro Cordero»
Divídase igualmente,
Y cada compañero
Con medio se contente,

Que yo quedo pagado con el preso
Por las costas causadas del proceso.

A fe que serán bobos
Los que no escarmentaren
De el Chasco de los Lobos,
Y tercos altercaren
Por conseguir injustas particiones,
Que á veces todo va con mil Leones.

Original de la publicación del Diario de Murcia en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.