martes, 22 de octubre de 2013

Volviendo a correr contra las tasas

En la mañana del pasado viernes, participé en la II Carrera de Bienvenida Universitaria organizada por la Universidad de Murcia, carrera orientada a la comunidad universitaria, con salida y meta en el Estadio de Atletismo Monte Romero sobre una distancia de aproximadamente 4.500 metros.


Como en otras ocasiones, llevé la camiseta que ya utilicé anteriormente con la que protesto contra las tasas judiciales que se aprobaron por la Ley 10/2012, de 20 de noviembre, por la que se regulan determinadas tasas en el ámbito de la Administración de Justicia y del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses.


El tiempo invertido (19 minutos y 30 segundos) resultó la cuestión menos importante; me parece más relevante hacer mostrar a la ciudadanía la injusticia que supone la aplicación de una medida como las tasas judiciales. Pongamos un ejemplo que ilustra lo injustas que resultan tales tasas:

Imaginemos que una persona que compra una vivienda, se ve obligada a demandar en juicio al constructor de dicho inmueble, porque éste último no le ha entregado su vivienda y no quiere devolverle el dinero que ha pagado (al comprador no le habría quedado más remedio que reclamar la devolución de su dinero judicialmente). Para que al comprador le devolvieran las tasas que hubiera tenido que pagar por ir a juicio resultaría necesario que éste obtuviera una sentencia favorable con una condena en costas expresa a la parte contraria; ocurre que en muchas ocasiones no se establece esa condena en costas a la parte contraria.  Así lo interpreta la Audiencia Provincial de León.

Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.