viernes, 20 de junio de 2014

La regulación penal planteada en los "Los Viajes de Gulliver"

Al leer "Los Viajes de Gulliver", novela de Jonathan Swift publicada en 1726, se pueden encontrar numerosas alusiones al Derecho, las leyes y al sistema judicial.

En este caso querría destacar el relato en el que el Señor Swift describe la forma en que se castigaban  los delitos en Lilliput, nación isleña donde transcurre la primera parte del citado libro:


Todos los crímenes contra el Estado se castigan con la mayor severidad; pero si la persona acusada demuestra plenamente su inocencia en el proceso, inmediatamente se da al acusador muerte ignominiosa, y de sus bienes muebles y raíces es cuatro veces indemnizada la persona inocente, por la pérdida de tiempo, por el peligro a que estuvo expuesta, por las molestias de su prisión y por todos los gastos que haya tenido que hacer para su defensa. Si el fondo no alcanza es generosamente completado por la Corona. El emperador, asimismo, confiere al interesado alguna pública prueba de su gracia y se hace por la ciudad la proclamación de su inocencia.


Con relación a los derechos de autor de esta novela, este libro sería una obra libre al haber pasado el tiempo suficiente  para considerarla de dominio público. Aunque los derechos de autor y las leyes de propiedad intelectual varían de un país a otro, pueden servir como referencia las previsiones que rigen en España: el artículo 26 de la Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, regularizando, aclarando y armonizando las disposiciones legales vigentes sobre la materia señala que "Los derechos de explotación de la obra durarán toda la vida del autor y setenta años después de su muerte o declaración de fallecimiento"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.