jueves, 24 de julio de 2014

A la carrera contra las tasas judiciales

El pasado domingo nos trasladamos a la localidad alicantina de Torrellano (Elche) a correr la VII Mitat de Mitja Marató de Torrellano 2014, carrera en la que volvimos a portar la camiseta que incluye el lema "no a las tasas judiciales".

Esta actividad, en la que participaron 511 corredores, fue una buena ocasión para seguir reivindicando el desacuerdo con la implantación de las tasas judiciales. Al respecto cabe citar el Auto del Tribunal Supremo de 27 de octubre de 2013, el cual hace unas interesantes consideraciones sobre dichas tasas:

La legitimidad de los fines que persigue la tasa le viene dada en cuanto se dirige a financiar el servicio público de la Administración de Justicia con cargo a los justiciables que más se benefician de la actividad jurisdiccional, disminuyendo correlativamente la financiación procedente de los impuestos, a cargo de todos los ciudadanos, dado que, si bien la justicia puede ser declarada gratuita -como hizo la Ley 25/1986, de 24 de diciembre, de supresión de las tasas judiciales-, resulta obvio que la justicia no es gratis.

Optar por un modelo de financiación de la justicia mediante impuestos o por otro en el que sean los justiciables quienes deben subvenir a los gastos generados por su demanda de justicia mediante tasas o aranceles, es una decisión que corresponde al legislador.

Si bien se indicó cuando se implantaron las tasas judiciales que tal medida, entre otros fines, pretendía financiar la justicia gratuita, el tiempo ha revelado que tal propósito no se ha cumplido. De acuerdo con lo publicado por el Heraldo de Aragón Gallardón dijo que parte de lo recaudado iría a financiar la Justicia Gratuita porque con la reforma de la Justicia que emprendió el ministerio aumentaban los presupuestos para acogerse a este derecho fundamental de los ciudadanos regulado en la Constitución...Pero el ministro no ha cumplido con su palabra. Así lo han transmitido en las últimas semanas varias comunidades autónomas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.