viernes, 20 de febrero de 2015

El banco me pide por carta disculpas por ceder mis datos

El pasado mes de octubre publiqué un comentario en el que mostraba mi sorpresa por la carta que recibí del banco con el que opero en la que se me advertía que si no manifestaba mi disconformidad en 30 días iban a ceder mis datos a una empresa de servicios de descuento. En ese momento descubrí que el artículo 14.2 del Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal, permite al responsable de un fichero facilitar los datos de una persona comunicando tal decisión al afectado concediéndole un plazo de treinta días para manifestar su negativa al tratamiento.

Evidentemente, comuniqué mi negativa al banco a que fueran cedidos mis datos a dicha empresa de servicios.

Pues bien, la pasada semana recibí una carta en respuesta de la entidad financiera y, para mi asombro y agrado, en dicha comunicación se me pedía disculpas.

Si en el XXXX (entidad financiera) hay algo tan importante como un cliente son sus datos y la confidencialidad en su tratamiento.

Y no es solo una cuestión de cumplir con la legislación en materia de protección de datos, es un firme compromiso con nuestros clientes: el de intentar ofrecerles el mejor servicio.
...
Decimos esto porque el pasado mes de octubre le solicitamos que nos autorizase a ceder algunos de sus datos a XXXX (empresa de servicios de descuento) y no lo hicimos bien. Por eso hoy queremos pedirle disculpas y explicarnos mejor.
....
Créanos que en el XXXX (entidad financiera) nos tomamos extraordinariamente en serio los datos de nuestros clientes y, si no hubiéramos pensado que se trataba de una oferta con interesantes ventajas para usted y para su ahorro, no le habríamos solicitado su autorización para ceder sus datos.

Por descontado, hemos tomado buena nota de su negativa, pero no queríamos dejar pasar la oportunidad de explicarnos mejor. Porque lo que no queremos perder en ningún caso es su confianza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.