jueves, 5 de febrero de 2015

La responsabilidad del dueño del pozo ilegal


La Sentencia del Tribunal Superior de Extremadura de 26 de octubre de 2014 resuelve el recurso contencioso presentado contra la resolución de la Confederación Hidrográfica del Guadiana que sancionó a un ciudadano por detraer aguas subterráneas de dos pozos no autorizados para el riego de diferentes parcelas.


El sancionado impugnó dicha resolución, entre otros motivos, alegando que ni las parcelas regadas ni la parcela donde se ubicaba el pozo eran de su propiedad.

Este Tribunal Superior de Justicia estimó que la conducta desarrollada por el sancionado constituía la infracción prevista en el artículo 116.3. b) del Texto Refundido de la Ley de Aguas que señala que se considerará infracción administrativa “La derivación de agua de sus cauces y el alumbramiento de aguas subterráneas sin la correspondiente concesión o autorización cuando sea precisa”. En este sentido, el artículo 116.3 b) debe relacionarse con el 116.3.II del mismo Texto Refundido el cual determina que “Incurrirán en responsabilidad por la infracción de los apartados b) y h), las personas físicas o jurídicas siguientes: El titular del terreno, el promotor de la captación, el empresario que ejecuta la obra y el técnico director de la misma”.

El Tribunal Superior de Justicia confirmó la sanción impuesta desestimando todas alegaciones realizadas por el recurrente. El razonamiento esgrimido por el sancionado sobre la no titularidad de las parcelas regadas ni de las tierras donde se situaba el pozo, fue rechazado por la sentencia de la siguiente manera: “Respecto del riego del resto de las parcelas, el recurrente, alega que no son de su propiedad. Aunque ello fuere cierto… será en principio el dueño del terreno en que se ubica el pozo el responsable del riego que desde el mismo se haga a parcelas sean de quien sean…el art. 116 de Ley de Aguas sanciona al dueño del terreno donde se encuentra el pozo, de manera que no resulta enervante de la sanción que algunas de las parcelas regadas no resulten propiedad del denunciado, que puede cultivar por diversos títulos, sino que se rieguen desde un pozo de su titularidad, como vamos a razonar y resulta acreditado”.

Publicado en el número 980 de enero de 2015 de la Revista Agricultura de Editorial Agrícola (http://www.editorialagricola.com), en su página 27.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.