viernes, 24 de abril de 2015

¿Pueden entrar en mi finca para sancionarme sin mi permiso?

La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla León de 5 de febrero de 2015 conoció del recurso interpuesto por una sociedad sancionada por la Confederación Hidrográfica del Duero por el alumbramiento no autorizado de aguas subterráneas.


Entre los diferentes motivos en los que se basaba el recurso interpuesto por la empresa sancionada, se encontraba la alegación de la recurrente de que ha de anularse el acto impugnado por haber sido obtenidas de forma ilícita las pruebas referentes al aprovechamiento no autorizado de aguas subterráneas, por haber entrado el Agente Medioambiental que formuló la denuncia en la finca sin autorización.

Esta alegación realizada por la sancionada, al igual que el resto de motivos por ella argumentados, fue desestimada por el Tribunal Superior. La recurrente alegó como motivo de impugnación que el Agente Medioambiental infringió el art. 18.2 de la Constitución (El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento del titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito), por cuanto formuló la denuncia entrando en las instalaciones de la recurrente sin el consentimiento de la sancionada ni autorización judicial, lo que supondría una vulneración del derecho a la inviolabilidad del domicilio recogido en ese precepto constitucional.


La sentencia descarta que tal actuación supusiera una actuación irregular dado que la finca de la recurrente… no tiene el carácter de "domicilio" al que se refiere el art. 18.2 de la Constitución, como resulta de lo señalado por el Tribunal Supremo en la sentencia de 12 de julio de 2012 y por el Tribunal Constitucional en las sentencias que en ella se citanel domicilio de la mercantil recurrente está en la Avenida Betanzos nº 64, 1º C, de Madrid, según consta en el poder general para pleitos obrante en autos. La citada Sentencia del Tribunal Supremo de 12 de julio de 2012 refería que son aquellas oficinas en las que se ubica la sede de una persona jurídica, a las que procede atribuir la protección del reconocido derecho a la intimidad, de ahí que, en el supuesto que resuelve la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de 5 de febrero de 2015, se entendiera que el Agente Medioambiental no cometió irregularidad alguna dado que la finca donde entró no representaba la sede o domicilio social de la sancionada.

Publicado en el número 982 de marzo de 2015 de la Revista Agricultura de Editorial Agrícola (http://www.editorialagricola.com), en su página 170.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.