martes, 1 de septiembre de 2015

Pidiendo la grabación de una llamada telefónica

En el día de ayer recibí una llamada del comercial de una compañía telefónica para ofertarme los servicios de esta compañía. Antes de que el comercial comenzara a exponer su oferta, le indiqué que los servicios telefónicos me los presta una de las compañía telefónica de la competencia en la que trabaja un familiar y que, por tanto, no iba a abandonar tal compañía.

El comercial, haciendo oído sordos a lo indicado, me preguntó si tenía contratado los servicios con Movistar, hecho que negué, y prosiguió con su discurso insistiéndome en que debía abandonar Movistar, la compañía telefónica que, según el comercial, me venía prestando los servicios. Al observar que todo lo expuesto al comercial había sido ignorado por éste, le pregunté si había escuchado lo que había indicado dado le había explicitado que ni estaba vinculado a Movistar ni iba a cambiar de compañía telefónica.

El comercial, ante esta última pregunta emitida por mi parte, me respondió, de una manera un poco amenazante, que la conversación había sido grabada.


Normalmente, cuando una llamada comercial va a ser grabada, tal circunstancia es advertida al comienzo de la conversación; sin embargo, en la llamada cuya circunstancias he expuesto, interpreto que el hecho de que se advirtiera al final de la llamada que ésta había sido grabada fue una reacción defensiva del comercial a la pregunta tan obvía que le realicé sobre si había entendido lo que le había indicado.

Todo esto me ha llevado a desear obtener la grabación de esa llamada para lo cual voy a solicitar formalmente por escrito el contenido de dicha conversación.

Con respecto a esta cuestión puede servir de orientación la referencia que contiene la Memoria de 1999 de la Agencia Española de Protección de Datos en la que considera a la voz como un dato de carácter personal del que se puede solicitar el derecho de acceso recogido en el artículo 15 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal; En relación con esta cuestión, se considera que siempre que quien haya de realizar el tratamiento tenga conocimiento directo o indirecto de quién es la persona cuya voz está siendo objeto de grabación, así como de su número de teléfono, la grabación efectuada tendrá la naturaleza de dato de carácter personal y el tratamiento efectuado estará sometido a la normativa de protección de datos, al incorporarse al mismo los datos identificativos del sujeto (nombre y apellidos), su número de teléfono y su voz, conforme a lo dispuesto en el artículo 3.a) de la LORTAD y el artículo 1.4 del Real Decreto 1332/1994, de 20 de junio, que indica que dichos datos podrán proceder de información acústica.

Aunque tengo pocas esperanzas de que me vayan a facilitar esta grabación, más adelante expondré qué ha ocurrido con esta petición, tanto si he obtenido respuesta como si no ha existido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.