viernes, 25 de septiembre de 2015

Pidiendo una grabación telefónica (2ª parte)

Hace unas semanas publicamos una entrada en la que relatábamos la llamada del comercial de una compañía telefónica para ofertarme los servicios de esta compañía, llamada que fue finalizada por dicho comercial de una manera un poco amenazante indicando que la conversación había sido grabada. Ante tal manifestación, tomé la decisión de requerir a dicha compañía el contenido de dicha conversación. Ahora que han pasado más de tres semanas desde que se publicó dicha entrada, procede que actualicemos la información sobre tal requerimiento:

En primer lugar procedí a requerir la grabación remitiendo un correo electrónico a una dirección de email que disponía de dicha compañía telefónica. El email que remití me fue contestado de forma automática: Estimado cliente con el fin de atenderle de la mejor manera posible y por motivos de seguridad es necesario que nos envié su consulta desde la sección Contacta con nosotros de la web de XXXXX.


Intentando proceder a remitir mi requerimiento a través de la sección indicada de la web de esta compañía comprobé que tan solo podía realizar dicho requerimiento si me registraba en tal web: Para enviar una reclamación o sugerencia a XXXXX por correo electrónico tienes que estar registrado en XXXXX. Por motivos de seguridad y para mantener protegidos tus datos, debes identificarte para poder acceder al formulario de envío.


Descartada la opción de registrarme, opté por el envió de una carta por correo certificado solicitando que me faciliten la grabación referida, si bien, a día de hoy, cuando han transcurrido más de tres semanas desde que dicha compañía telefónica recibió mi requerimiento, no he tenido respuesta al respecto.

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.