lunes, 14 de marzo de 2016

Posiblemente, el primer litigio sobre aguas conocido de la historia

Hace poco tuve noticia del que podría ser el primer litigio sobre aguas conocido de la historia, aquel que enfrentó a Zaragoza y Alagón por el uso del agua del río Jalón hace 21 siglos; las circunstancias de este litigio vienen recogidas en la “Tábula Contrebiensis”, bronce fechado en el año 87 antes de Cristo que recoge el Laudo de Botorrita, el cual resuelve la citada controversia.

Los habitantes de Salduie (actual Zaragoza) habían adquirido a los de Sosinesta unos terrenos para realizar una canalización que les diera acceso al agua del río Jalón (compraron a los sosinestanos para construir una canalización o hacer una traída de aguas), con el fin de evitar tener que abastecerse de las aguas del río Ebro, si bien la población de Alavona (actual Alagón) se opuso a ello (negando que hubieran vendido los sosinestanos con pleno derecho a los saluienses) sometiéndose tal controversia a los magistrados de otra ciudad, Contrebia Belaisca.

Fuente:
http://www2.uned.es/geo-1-historia-antigua-universal/EPIGRAFIA/tabula_contrebiensisl.htm

El citado tribunal resolvió a favor de los saluienses (Puesto que poseemos la facultad de juzgar, fallamos en el asunto de que trata a favor de los saluienses) considerando que habían adquirido regularmente tales terrenos y que por tanto resultaba procedente que pudieran construir la canalización en cuestión.

Podemos ver como hace ya 21 siglos el agua dio lugar a una disputa que enfrentó a dos pueblos. El líquido elemento ha representado, representa y representará una fuente de conflictos, que, tal y como refirió John F. Kennedy, Quien fuere capaz de resolver los problemas del agua, será merecedor de dos premios Nóbel, uno por la Paz y otro por la Ciencia.

Fuentes:

1. Ayuntamiento de Zaragoza.
2. Historia Antigua - Universidad de Zaragoza - Prof. Dr. G. Fatás.

Publicado en la web Iagua.es el 5 de diciembre de 2014.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.