viernes, 10 de marzo de 2017

Entrenadores del club, pero no trabajadores



La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 29 de noviembre de 2016 resuelve la reclamación realizada por tres personas contra el club de fútbol en el que entrenaban a parte de sus equipos de fútbol.

En dicha sentencia, el Tribunal Superior de Justicia, confirmando la decisión aceptada previamente por el Juzgado de lo Social num. 4 de Vitoria-Gasteiz, apreció que no existía contrato de trabajo entre las tres personas demandantes y el club de fútbol, dado que no concurrían los requisitos para apreciar la existencia de una relación laboral, esto es, los requisitos recogidos en el artículo 1.1 del Estatuto de los Trabajadores (trabajadores que voluntariamente presten sus servicios retribuidos por cuenta ajena y dentro del ámbito de organización y dirección de otra persona, física o jurídica, denominada empleador o empresario).

Entrenador
https://pixabay.com/

Señala esta sentencia de 29 de noviembre que, si bien el club de fútbol asignaba unas cantidades de en torno a los 500 euros mensuales a cada una de dichas personas, esta cantidad era abonada en concepto de dietas, para compensar gastos diversos, por lo que no tenía la consideración de salario… no concurre hecho acreditado alguno que permita apreciar la naturaleza de las relaciones contractuales que pudieron tener los ahora litigantes, y menos aún que tales contratos fueran de trabajo. Los demandantes entrenaban a equipos de fútbol femenino del club codemandado, pero se ignora la naturaleza de esos servicios.

El Tribunal Superior de Justicia consideró que este órgano de la jurisdicción social no era competente para conocer la reclamación formulada contra el club de fútbol; en el orden social solo puede resolver la reclamación de un trabajador contra su empleador; en este caso, dada la ausencia de relación laboral apreciada, el citado tribunal declaró la incompetencia de jurisdicción social para conocer tal cuestión.

Publicado en www.trescuatrotres.es el 8 de marzo de 2017.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

No se asumen las consecuencias que puedan derivarse de la utilización de la información que se ofrece en este blog. Es responsabilidad exclusiva del lector el uso que realice de dicha información la cual nunca debe sustituir a la opinión de un profesional que atienda personal e individualizadamente al interesado.

Este blog no es un consultorio legal (ha sido creado para divulgar cuestiones relacionadas con el Derecho) no pudiendo proceder a dar contestación a consultas personales.